Make your own free website on Tripod.com
 


A r q u e o l o g í a

ACLARACIONES SOBRE
LAS ANIMAS.



Por: Antonio J. Alcaraz
Delegado del C.I.F.E. en Cieza



    Hacia finales del pasado año, y por e-mail, recibí una pregunta, acerca de las Animas. Una señora hecha así misma, como Ud. y como yo, con su trabajo, sus depres y sus momentos de euforia, había tenido una experiencia que me relataba, esta experiencia, que relatare más adelante, como todo en la vida tiene dos caras, la que se nos presenta con la amargura de la perdida de alguien querido, y en la otra cara, la de la tranquilidad de saber, que no la has perdido para siempre, incluso, a veces, intuyes su presencia.

    Como decía anteriormente, este es un relato, llegado por correo electrónico, que ha cualquier devoto de la Animas, les puede ocurrir. Desde pequeña fue devota de las animas, por aquel entonces, escuchaba atenta las explicaciones de la madre, contadas por una amiga, que les explicaba, como les pedía a las Animas, para que le despertarse, (ya he explicado en otros artículos, que un altísimo porcentaje de devotos a las Animas comienzan usándolas de despertador), al tiempo les comentaba, que una vez, sintió, como le estiraban de un pie, para que se despertase, con el consiguiente susto, orándoles de nuevo, para que al despertarla no la asustaran. Esa niña creció, adquirió cultura, se hizo madre, y creo su propia empresa, nunca se olvido de las Animas.

    Su Fe creció con ella, y sigue. Pero hace unos pocos años, perdió a una persona querida. Esta persona, había enfermado, años atrás, de Cáncer, fue operada y se restableció, y así pasaron otros tantos años, durante ese periodo, nuestra protagonista, no dejo, entre otras cosas de rezar a las Animas para que intercedieran por esta persona, para su restablecimiento total, pero no pudo ser, como decía hace pocos años falleció. Ella, lo supo; sus plegarias habían sido tan fuertes, que fue avisada con anterioridad, y como toda persona, que lleva años en contacto con las Animas, no le surgió el miedo, todo lo contrario, a pesar del dolor que produce la perdida de alguien querido, sentía una paz interior extraordinaria. Estaba dormida, y algo hizo que se despertara, noto como alguien se sentaba en su cama, por tres veces, en la oscuridad de la noche, pero suavemente, de puntillas, para no asustar, pero si dejar entrever lo que venia a comunicar, y que así lo entendió perfectamente.

    A los pocos días fallecía la persona por la que tanto había rezado. Me relata que la siente cercana, y que a veces, se le eriza la espalda, por esos escalofríos, que hemos sentido muchos de nosotros. Que a veces tan fuerte es su presencia, que gira la cabeza, para comprobar que no hay nadie detrás. Que en sus oraciones, la tiene presente. Pero también le asaltan dudas, por opiniones, que afirman que a las Animas, no se les debe de perturbar. Mis queridos amigos, desde que llevo un seguimiento del tema de las Animas, NUNCA las personas, que bien de viva voz, por carta o como en este caso de e-mail, me han relatado cosas extrañas, y aunque es un tema, del que se sabe bien poco, por no decir nada, salvo los testimonios, que se van recogiendo día a día. Como he dicho en varias ocasiones, mi opinión, es que las Animas, las que tenemos más cerca, las de casa, son nuestros seres queridos, en ese supuesto transito de redención de pequeñas faltas terrenales, y también es mucho suponer.

    Pero a las Animas (Angeles Custodios, De la Guarda, Santa Compaña), si no les pides, no dan, si como en su día me explicaron a mí también, necesitan de nuestra oración. Pero sea como fuere, en uno de los relatos, que están expuestos en ESTIGIA, y de los que más me impactarón en su día, las Animas, ya le interrogaron a una de nuestras testigos, al poner en duda lo que le contaban, ¿imposibles, las cosas de Dios?, si algo no nos van hacer, es daño, o molestarse, si pueden hecharnos una mano lo harán, en lo que no podemos caer, es como me decía un colaborador, que había encontrado una persona que tenia muchos altares, y cundo se le preguntaba, el porque de tanta devoción, contestaba siempre: - la unión hace la fuerza, a ver si así me toca la lotería -, no hay que olvidar, que por encima tienen al Altísimo. Buscad la verdad, que es lo único importante de nuestra vida.



      Reproducimos a continuación el texto íntegro del correo electrónico que recibimos, procedente de una lectora de ESTIGIA:
 
Estimado señor:

     En realidad he descubierto por casualidad la revista, y me ha gustado
mucho por lo serio que tratan los temas que exponen. Lo que le voy a contar a continuación muy poca gente lo sabe por cantidad de motivos y porque prefiero guardarmelo. Siempre he sido muy devota de las animas del purgatorio, desde muy joven, más bien niña, cuando una compañera de escuela me contaba como su madre se levantaba a una hora determinada pidiendoselo a las animas, y como una vez se levantó asustada porque leestiraron de un pie, como a la vez siguiente pidió que la despertaran sin asustarla. El caso es que poco a poco fue creciendo mi fé por diferentes demostraciones, a medida que pasan los años vas escuchando lo que debes y no debes hacer con las animas y al final te hacen dudar si haces bien en resarles o por el contrario las perturvas y no las dejas descansar más. 

      Mi caso es el siguiente cada vez que las necesitaba les rezaba y les pedia los lunes les encendia una vela blanca (porque me habian dicho que el lunes era para las animas?...) pero hace poco más de cinco años una persona con la quedó algo pendiente enfermó de cancer (habia estado enferma hacia diecinueve años la  operaron y estaba bien) rezaba todos los días,pedía todos los días,para que por favor volviera a estar bien, pero una noche sobre las cinco de la mañana sentí como alguien se sentaba en mi  cama con suavidad tres veces, se levantava, se sentaba así tres veces no tenía miedo, no estaba dormida  porque me despertó algo una sesación momentos antes de sentir que se sentaban,  retomo lo que decia , no tenía miedo pero no tenía ganas de abrir los ojos, sentí que venian a decirme que no se podía hacer nada así lo entendi y me resigné, a los pocos poquísimos días la persona por la que yo pedía murió. 

    A pesar del dolor y la impotencia tan grande que sentía, dentro
de mi tenía una tranquilidad o resignación que no se de donde surgia. En
todos estos años he sentido la presencia de esta persona conmigo amén de
recordarla todas las noches en mis oraciones; he sentido un frío en
ocasiones por la espalda que me han obligado a darme la vuelta. 

   Consultando ya hace años con un vidente buscando una explicación me aconsejó que no invocara más a las animas porque ellas necesitan paz para elevarse y al pedirle favores lo que hago es inquietarlas, como no sé si es verdad o no he decidido solo resarles y prenderle velas en la iglesia, que por mí no sea. 

    Si usted tuviera otra explicación que poderme dar tambien la tendría en
cuenta. He de decirle por si hay lugar a dudas, que soy una madre algo
histérica como casi todas las madres, con una empresa propia levatada por mi misma sin apoyo de nadie y con una autoestima bastante elevada, con mis  momentos de depre , otros de estrés, otros de euforia; con lo que quiero decir que estoy dentro de los parámetros de lo que se  "considera normal".

    Muchas gracias por su tiempo, su actual lectora.


NOTAS SOBRE EL AUTOR:
 

ANTONIO JESUS ALCARAZ VAZQUEZ, es delineante proyectista y experto en infografía.
Es miembro de la Junta Directiva del C.I.F.E. y de su Consejo de Consultores y Delegado del Centro en Cieza (Murcia).
Es miembro además del Comite de Redacción de Estigia, responsable del área de Técnicas de Identificación de OVNIs.
Ha publicado gran cantidad de artículos en ESTIGIA sobre Ufología, tema del que es un gran experto investigador.
Para cualquier contacto con el autor: mediante correo electrónico que le haremos llegar: 


PPágina Principal